Características frecuentes

Los niños con altas capacidades son un grupo heterogéneo, sin embargo, hay ciertas características que se observan en ellos con mucha frecuencia. Se debe tener en cuenta que no es una lista exhaustiva, ni todos los niños cumplen todas las características:

  • Aprenden rápido, con menos práctica y relacionan ideas con rapidez
  • Suelen tener buena memoria
  • Vocabulario amplio y lenguaje complejo para la edad
  • Comprensión avanzada de los matices de las palabras, metáforas e ideas abstractas
  • A muchos les gusta resolver problemas que involucren números y acertijos
  • Muchos (no todos) aprenden a leer de forma autodidacta a edades tempranas
  • Inusual profundidad emocional, intensos sentimientos y reacciones, muy sensibles. De hecho, la investigación en la neurociencia ha encontrado mayor reactividad de la amígdala, en el sistema límbico, que es el encargado de regular las emociones.
  • El pensamiento es abstracto y complejo, lógico e intuitivo
  • El idealismo y el sentido de la justicia aparecen a una edad temprana
  • Gran preocupación por temas sociales y políticos y por las injusticias
  • Atención más prolongada, persistencia en la tarea y concentración intensas en aquellos temas que son de su interés y les suponen reto
  • Preocupados por sus propios pensamientos, sueñan despiertos
  • Impacientes consigo mismos y con los demás
  • Hacen preguntas de indagación, van más allá de lo que se les enseña
  • Curiosidad altamente desarrollada; preguntas ilimitadas
  • Gran interés por experimentar y hacer las cosas de manera diferente
  • Tendencia a relacionar las ideas o las cosas en formas que no son corrientes u obvias (pensamiento divergente)
  • Agudo y a veces inusual sentido del humor, sobre todo con juegos de palabras
  • Las niñas son más difíciles de detectar porque muchas veces camuflan su talento para integrarse y pasar desapercibidas